Caminar

Una buena forma de apreciar y disfrutar lugares lindos, compartir, relajarnos y ejercitarnos es caminar. Tan simple y a la mano pero tan lejano a la vez porque siempre tenemos “motivos” para no: no tenemos tiempo, nos da flojera, no encontramos el momento y tantos otros que se suman. Es que a veces tenemos la idea de que un buen panorama tiene que ser preparado con anticipación e involucrar mucho, cuando muchas veces el improvisar, llegar y salir, es todo lo que necesitamos para pasar un gran momento.

No esperemos el instante indicado o “cuando tenga tiempo”. Disfrutemos de quince, treinta minutos o una hora, lo que podamos con algún ser querido, nuestra mascota o una caminata a sol@s, en calma o más activa, con paradas, buena música o un café en mano, para mover el cuerpo, meditar y abrir la mente.

Volvamos a lo simple en todo sentido. Un buen momento lo podemos crear cada día y es ahí donde puede estar todo lo que necesitamos para sentirnos bien.


En Preciada disfrutamos la simpleza de los momentos cotidianos, en ellos hay belleza y son los que quedan en nosotr@s como un recuerdo para volver a evocar.


36 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo