Platos para el alma

Son tiempos para reconfortarnos. Tiempos para sentirnos a gusto y en paz, más en estos días fríos donde también buscamos llenar de calidez nuestros momentos. El comer es uno de ellos: una sopa casera, un chocolate caliente, pan recién horneado, un té en hoja preparado y servido junto a un trozo de un tradicional queque. Cada sorbo y bocado puede reconfortarnos, más aún, si traen consigo el cariño y recuerdos de historias familiares para darnos un instante de plenitud.



Rescatemos esas recetas que han estado en nuestra familia, volvamos a los sabores clásicos, simples y de casa. Tratemos de hacer del comer un acto con sentido y conexión, donde cada parte importe. Desde su elaboración si el plato lo preparamos nosotr@s mism@s o si está listo para servir. Observemos, sintamos y saboreemos cada ingrediente, distingamos sus colores y aromas, comamos lento y pausado dándonos ese merecido tiempo en donde no haya más distracciones que estar presentes junto a nuestro plato y disfrutarlo mientras nos nutre plenamente en mente, cuerpo y alma.


En nuestra tienda podrás encontrar objetos como pocillos, platos y tazas, antiguos y nuevos, para servir esas recetas llenas de recuerdos de momentos en familia.


70 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo